Hernias de la pared abdominal

La definición de hernia aún es motivo de discusión, para fines prácticos es la debilidad o protrusión de una estructura a través de una apertura anormal de una capa de la pared abdominal.


La cirugía de hernia es un procedimiento que se realiza en los Estados Unidos un millón de veces al año, y 20 millones de hernias son operadas al año en el mundo, siendo minimizado aún en muchas ocasiones sin comprender o tener el conocimiento conciso de lo que implica.


Por cada mujer con hernia hay 12 hombres que sufren esta condición.


Aproximadamente el 85% de las Hernias de la Pared Abdominal corresponden a las Hernias Inguinales y Hernias Umbilicales.


Durante la etapa más productiva en la vida de las personas es cuando aparecen hasta el 50% de algún tipo de Hernia de la Pared Abdominal.


A pesar de encontrarnos en pleno siglo XXI, no existe la cirugía ideal, estando en discusión las diferentes técnicas quirúrgicas y la manera de abordar el problema, lo que ha ocasionado múltiples controversias, lo que nos habla de la complejidad de esta patología.


En la mayoría de las ocasiones se puede llegar al diagnóstico realizando una buena Historia Clínica y Exploración Física encontrándonos abultamiento, aumento de tamaño de la región, dolor o molestias locales, en algunas ocasiones son prácticamente asintomáticas teniéndonos que apoyar en estudios radiológicos más especializados.


Así como el tratamiento quirúrgico es controversial, existen numerosas clasificaciones para las hernias de la pared abdominal.


Las hernias de la pared abdominal pueden ser Congénitas o Adquiridas.


Tipos de hernia de la pared abdominal


No existe tratamiento médico para las hernias de la pared abdominal

El individuo que presenta una hernia es un Enfermo Crónico, no es sólo un portador de un defecto anatómico, sino un sujeto afectado por un problema con un componente metabólico que lesiona la estructura normal de los tejidos y su cicatrización; en especial los que presentan hernias incisionales.

No debemos hacer caso de charlatanes , Imagen 2 , Imagen 3 que anuncian en revistas, periódicos, tv, el uso de fajas, soportes, ligas, que son totalmente inadecuados y que deben evitarse.


Como en toda la patología parietal no se pueden adaptar los pacientes a una sola técnica, sino utilizar la técnica correspondiente a cada caso.


Dependiendo de la constitución Anatomo-Funcional de cada paciente será la técnica a utilizar en el acto quirúrgico, como queda dicho el objetivo es la reconstrucción anatómica y funcional con tensión normal.


Dentro de las técnicas quirúrgicas para el tratamiento de las hernias de pared, indudablemente es a nivel inguinal donde han surgido el mayor número de procedimientos y de controversias, realizándose técnicas tensionales a base de tejidos y ligamentos, técnicas de reconstrucción anatómica, técnicas con reconstrucción anatómica y colocación de prótesis, técnicas abiertas con colocación de prótesis, técnicas endoscópicas con colocación de prótesis y combinaciones de algunos de estos procedimientos.


Lo ideal en el tratamiento de la hernia es que este sea Electivo (que el paciente escoja cuándo, dónde, cómo y con quién operarse).




La gravedad en el diagnóstico tardío es la Encarcelación y la Estrangulación (más frecuentemente Necrosis de Intestino) lo cual es una verdadera urgencia.


La tardanza en el tratamiento quirúrgico o la conducta expectante dejando pasar el tiempo llegando en ocasiones a ser de Gran Tamaño o Hernias Gigantes ( Hernias con Pérdida de Derecho a Domicilio ) provocan mayor dificultad en su corrección quirúrgica y mayor riesgo para la vida del paciente.

Otro tipo de hernia de la que haremos mención especial es la Hernia Paraestomal .


En la complejidad de este tipo de problemas es prudente recordar el comentario de RM Kik que señaló "no es el método particular el que logra los buenos resultados, sino el entusiasmo por la perfección y la habilidad con la que se logra"


Mención especial merecen este tipo de hernias, ya que el tratamiento inicia desde el manejo preoperatorio con la colocación de un catéter intraabdominal para la creación de un Pneumoperitoneo (Introducción de aire a la cavidad abdominal) progresivo, el cual dependiendo del caso se aplicará de una a dos semanas en promedio (hay reportes de hasta 3 meses) el cual tiene varias funciones, como la disección neumática de adherencias, el aumento de volumen de la cavidad abdominal facilita la reintroducción de las vísceras durante la cirugía, además de proporcionar la tensión adecuada para el cierre del defecto herniario, si el Pneumoperitoneo es superior a las 3 semanas mejora la calidad de la respuesta a la cicatrización lo cual es muy importante en este tipo de cirugías.


Caso clínico: Antes y Después de la Cirugía

Ocurren alrededor de 5 a 30% y son más frecuentes en pacientes con colostomía que los que presentan ilestomía o conductos iliales.