Hernia Incisional

Se realizan más de 100,000 reparaciones quirúrgicas al año en Estados Unidos, ocupando el tercer lugar en frecuencia en las hernias de la pared abdominal. Su frecuencia es mayor en la mujer 3 a 1 debido al mayor número de intervenciones quirúrgicas en relación al hombre.


Su aparición es producto de una cirugía anterior, puede surgir meses o años después de realizada la operación, apareciendo una protrusión a nivel del área intervenida, en ocasiones acompañada de dolor.


Es el resultado de tejidos que quedan con tensión ocasionando una disrrupción del área intervenida.


Factores como la obesidad, enfermedades metabólicas, hematoma, infección, desnutrición, contribuyen a la aparición de esta patología.

 

El hacer una incisión sobre una área ya operada, aumenta la posibilidad de que salga una hernia y el riesgo es mayor con cada cirugía que se realize.

 

El tamaño de la incisión influye en el riesgo de aparición de hernias, como se ha demostrado en incisiones mayores de 18 cm.

 

En la cirugía laparoscópica todo abordaje mayor de 5 mm. deberá ser suturado.


La reparación de hernias incisionales sin colocación de malla puede llegar a tener una recurrencia hasta de un 50% cuando los bordes quedan tensionados.


Todo defecto herniario mayor de 5 cms. deberá ser reparado con malla.


Imágenes de casos clínicos de Hernia Incisional


Esta imagen puede resultar explícita para algunos usuarios.

Clic para ver.

Esta imagen puede resultar explícita para algunos usuarios.

Clic para ver.

Esta imagen puede resultar explícita para algunos usuarios.

Clic para ver.

Esta imagen puede resultar explícita para algunos usuarios.

Clic para ver.

Esta imagen puede resultar explícita para algunos usuarios.

Clic para ver.